sábado, 28 de julio de 2007

Ojo con los carros en la 72 con 11

Les cuento algo que me sucedió en este prestigioso sector de la 72, muy cerca al teatro nacional. Llegamos alrededor de las dos de la tarde con mi familia a hacer unas vueltas y no conseguimos parqueadero cercano y pues como a veces la pereza puede más, lo dejamos en una bahía.

En ese momento se nos acercó uno de los que cuida el carro y nos dijo que no importaba que dejáramos el carro ahí que había un acuerdo con número no se que, donde decía que podíamos dejar el carro en las bahías. El señor con fotocopia en mano de un artículo del periódico confirmó lo que estaba diciendo. Cuando nos bajamos del carro nos preguntó que para donde íbamos y si nos demorábamos, inocentemente le respondimos y nos fuimos a hacer la vuelta.

No nos demoramos más de veinte minutos y a la salida vimos como se nos llevaba el carro la grua de tránsito. El señor que cuidaba carros nunca apareció y el primer y único carro que se estaban llevando era el nuestro. Eramos los últimos en ocupar la bahía. Que casualidad nuestro carro fue el primero que se llevaron, el señor sabía donde estábamos y cuánto nos íbamos a demorar, tiempo suficiente para avisarle a la policía.

Y bueno el cuento no termina ahí. Logramos bajar el carro, el cuál termino rayado por debajo (nadie respondió) y nada que nos hacía el parte. Se demoró más de cuarenta y cinco minutos haciendo pantalla. Los otros carros que eran unos cuatro o cinco más arreglaron a su manera. A nosotros nos tuvo más tiempo, luego se dio cuenta que no se iba a hacer nada y nos puso el parte.

250.000 pesos hemos tenido que pagar por parquear en lugar prohibido eso no lo niego, lo que si denuncio es la complicidad evidente que existe entre cuidadores de carros, los de la grua, los propios policías y quién sabe cuántos más. Por lo menos el jueguito con nosotros no les funcionó, sólo tengan en cuenta eso y evítense problemas. No sigamos el juego que desde arriba nuestros dirigentes empiezan.

jueves, 5 de julio de 2007

Colombia se volcó por la libertad


A diferencia de miles de personas, estos familiares de algunos secuestrados optaron por acostarse al lado de la estatua de Simón Bolívar y callar cuando el reloj marcara las doce. "El pueblo lo dice y tiene la razón, Acuerdo humanitario es la solución", cantaban minutos antes del momento esperado. Sus cuerpos lejos del cansancio sostenían carteles que exigían la liberación inmediata de sus allegados, una foto reciente de ellos y una voz que se unía a la de millones de colombianos que decidieron salir a las calles a clamar por la libertad.


A la hora indicada las campanas de la Catedral Primada no se escuchaban. Los pitos, gritos y el blanco predominante eran las manifestaciones de una Colombia inconforme, un país que le pide parar a los grupos alzados en armas, conciencia al gobierno y a todos los ciudadanos que aún son indiferentes a esta realidad. Era un grito desesperado para que cese esta violencia y para que los secuestrados sepan que aún no los olvidan, pues los esperan con los brazos abiertos. ¡Vivos se los llevaron, vivos los esperamos!

Aquí van imágenes de ese día que logre captar:



Más de seis años y aún sin noticias



Este 20 de julio la familia de Gerardo Arandia Valentín cumple siete años sin tenerlo a su lado. Este geólogo de la Universidad Nacional, se suma a la inevitable cifra de 6772 secuestrados en poder de las Farc. Sin pruebas de supervivencia esta familia mantiene su esperanza firme en un regreso pronto y en paz. "Por la libertad con dignidad", se leía en las camisetas de esos seres queridos que aún lo esperan con los brazos abiertos. Angie Arandia, su hija, ya tiene trece años y no despierta un día sin pensar en estar cerca a su padre. Rosa María Valentín, su mamá, sostiene el cartel así como lo ha hecho sin desfallecer los últimos seis años. "Su esposa está enferma, pero también lo espera con los brazos abiertos", afirma Teresa Rocha, otra familiar que marcha para que esto no quede en el olvido.

¡Me uno a su dolor y a un pronto regreso a casa!

martes, 3 de julio de 2007

Curioso, pero una triste realidad



En El Tiempo del 03 de julio de este año, sale esta caricatura. La ironía de una realidad más bien cercana.

domingo, 1 de julio de 2007

Este jueves salgamos a las calles y exijámoles a los violentos


Me uno al homenaje que rinde hoy el tiempo a más de 3000 secuestrados que tiene nuestro país y a la vez a la realización de un Acuerdo humanitario para evitar que se sigan sumando más nombres a las listas negras de secuestrados muertos en cautiverio.